Córdoba: Asesinada una mujer de 80 años
16/06/2013 versión para imprimir

Nodo50.org

A falta de confirmación oficial de las investigaciones realizadas en torno al hallazgo de los cadáveres de un matrimonio en el interior de una vivienda de Pozoblanco, todo apunta hacia un caso claro de violencia de género. Se conocen más datos de una investigación, en la que siempre barajó como primera posibilidad que el presunto homicida mató a su esposa y, posteriormente se suicidó. Según fuentes cercanas a la investigación, el arma que acabó con la vida de Remedios Bernías -una mujer de 81 años- fue un hacha de leñador de gran cuchilla con la que impactó en el cuello y en la cabeza de la víctima quien presentaba un corte mortal en el cuello y dos en la cabeza. La fallecida pudo ser abordada por atrás y morir casi instantáneamente. El presunto homicida no dejó tirada el arma blanca, sino que la subió para colocarla junto con sus herramientas de talar que tenía en su casa. Fue por ello, según pudo saber ayer El Día, que la Policía Judicial estuvo buscando durante la inspección el arma que acabó con la vida de Remedios, que tenía sangre de la víctima. Sangre que también estaba en las manos del fallecido que murió después supuestamente por la ingesta de fármacos.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.