Ourense: La anciana de Vilardevós falleció a manos de su esposo
02/03/2012 versión para imprimir

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, confirmó ayer que la muerte de Julia L.D. —de 65 años de edad— que tuvo lugar en la localidad ourensana de Vilardevós el pasado 2 de marzo, fue un caso de violencia de género. Se confirmó así la sospecha de algunos de los vecinos que aseguraban que «no se explicaban de otro modo» que el suceso pudiera haber sido anunciado con antelación. Según las fuentes oficiales, Julia murió a manos de su marido, Angel L.B., de 75 años, quien se suicidó después de cometer el crimen. A pesar de tratarse de violencia de género, no constaba denuncia previa contra el agresor, según confirmaron fuentes próximas a la investigación.

A la vista de los resultados de la investigación, la Secretaría General de Igualdad expresó ayer su «condena» por este asesinato, el primero que se produce este año en Galicia; y pidió a la sociedad gallega «decisión y firmeza para rebelarse ante esta dramática lacra y una actitud activa para estar vigilante ante posibles episodios de violencia de género».

En un comunicado oficial, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, manifestó su «rechazo rotundo a cualquier actitud de violencia y desigualdad» y animó a «denunciar a los agresores» porque «el principal cómplice siempre es el silencio». Los datos lo corroboran, pues ninguna de las 14 mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas en lo que va de año habían presentado denuncia previamente.

Desde la Secretaría General de la Igualdad se quiso recordar, además, que «en lo cotidiano hay señales de alerta que pueden advertir de situaciones de riesgo» y en esos casos, apuntan, «es preciso que las familias y el entorno de amistades den un paso adelante que las víctimas son incapaces de dar para presentar la correspondiente denuncia», acto imprescindible para que se ponga en marcha el protocolo de protección a la mujer víctima de violencia de género, que el año pasado proporcionó cautela a 1.348 mujeres en Galicia, la mayor parte de ellas en Ourense, tal y como anotó hace unos días la secretaría de Igualdad.

El asesinato ocurrido en Vilardevós sorprendió a la población, que en «ningún momento» había apreciado que pudiera darse un caso de violencia de género. Según los vecinos, se trataba de un matrimonio que «aparentemente no tenía problema alguno de convivencia ni económico», pero las investigaciones de la policía científica y los forenses certificaron que el hombre asesinó a la mujer y luego se suicidó.

El suceso ocurrió a las nueve y veinte de la mañana cuando una joven de la localidad vio un cartel que anunciaba: Angel y Julia están muertos en su casa. Sorprendida ante tal anuncio fue a buscar a una amiga y juntas se dirigieron a la vivienda. Allí se encontraron con la imagen del matrimonio tendido sobre la cama, muertos ambos de un disparo y la pistola al lado del marido. Se confirman así las tesis expuestas por los vecinos, que comentaban que «la letra era parecida a la del marido» y que, en ese caso, «él tomó la decisión de matar a su mujer y de suicidarse pero, para que los cuerpos fueran hallados de forma inmediata, anunció previamente lo que concluiría dándose un tiro minutos después».



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.