Murcia: Fallece una mujer de 62 años tras sufrir una brutal paliza
29/02/2012 versión para imprimir

TOMÁS DEL CERRO / E. G. B. La pedanía oriolana de El Arenal, lindante con la Región de Murcia, está de luto por el fallecimiento ayer por la mañana de una mujer de 62 años que fue víctima de una brutal paliza perpetrada el lunes por la tarde por un agresor desconocido al que ahora busca la Guardia Civil y al que se presume la intención de robarles. Al parecer, la fallecida paseaba cada día con dos amigas por caminos de la huerta de Santomera y de Orihuela y el pasado lunes, tras acompañar a una de ellas a su casa, las dos mujeres se vieron sorprendidas por un hombre que estaba escondido tras unos árboles y que portaba un palo con el que les propinó repetidos golpes.

Ambas acabaron en el suelo y sin poder moverse ni defenderse de los ataques, según los testimonios que ha podido recoger la Guardia Civil de Beniel. La única pista que se conoce es la descripción que hizo de él la mujer que ha resultado herida, que señaló que se trataba de un hombre de origen magrebí. A raíz de los datos que se han podido recabar se está buscando al autor del brutal e injustificado ataque. La Policía Judicial está a cargo de la investigación, de la que no han trascendido más detalles.

La mujer, que tenía 62 años, estaba casada al parecer con un expedáneo del exalcalde de Orihuela José Manuel Medina, y su marido tiene relación de parentesco familiar directo con el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara Botía. Su entierro tendrá lugar hoy en Santomera, localidad de la que procedía como las otras dos mujeres pese a que vivían en la zona de La Aparecida, en Orihuela. La agresión, sin embargo, se produjo en el linde con la Partida murciana del Raal.

17 puntos de sutura
El fallecimiento se produjo horas después del ataque en el Hospital Virgen de la Arrixaca (El Palmar, Murcia), a cuyo servicio de Urgencias había sido trasladada por la gravedad de sus heridas. La otra mujer que sufrió los golpes del asaltante desconocido fue trasladada al Hospital Reina Sofía (Murcia), donde se recupera de numerosos golpes por todo el cuerpo, en especial de una en la cabeza que le ha provocado una brecha para la que le han tenido que administrar 17 puntos de sutura. La evolución de sus heridas no pudo ser confirmada ayer al cierre de esta edición.
Ante el triste suceso que tiene conmocionadas a las pedanías y poblaciones limítrofes, tanto de Orihuela como de la Región de Murcia, algunos vecinos están organizando una manifestación o concentración para reclamar mayor seguridad en las zonas de huerta. Las patrullas de policías locales, Policía Nacional y Guardia Civil recorren la zona haciendo batidas, aunque es una reclamación habitual entre los residentes de zonas de huerta el hecho de pedir más presencia policial.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.