Tarragona 1 : Una mujer y sus dos hijos, hallados muertos en su domicilio
18/10/2010 versión para imprimir

El fuerte hedor que todavía golpea al entrar al inmueble de la céntrica calle Reial de Tarragona ha permitido a los Mossos d'Esquara descubrir un triple asesinato de miembros de una misma familia de origen marroquí. Los agentes hallaron la pasada madrugada el cuerpo de una mujer de 26 años, en avanzado estado de descomposición y enterrada en cal viva en la bañera de su domicilio; y los cadáveres de sus dos hijos, de dos y cinco años de edad, recostados en la litera que les servía de cama. Los Mossos buscan desde última hora de ayer al marido de la mujer como sospechoso de los tres asesinatos. La joven había denunciado por malos tratos en varias ocasiones a su marido, sobre el que pesaba una orden de alejamiento.

El hombre, una persona agresiva según explican varios conocidos, está desaparecido desde el martes pasado, el mismo día en que se vio por última vez con vida a las tres víctimas, según aseguran los vecinos. La Guardia Urbana ha confirmado que sobre él pesan varias denuncias por malos tratos y, según ha informado la cadena SER, tenía una orden de alejamiento sobre su esposa dictada hace unos meses.

De confirmarse las sospechas policiales, la fallecida sería la séptima víctima por violencia de género en lo que va de año en Cataluña y la víctima 57 en toda España, tres más que en todo 2009.

"Sabíamos que no olía a gas", ha relatado José Ruiz, el portavoz de la Asociación de Vecinos del Barrio del Puerto, entidad pegada al inmueble donde ocurrió el suceso y que llamó a la policía ante el nauseabundo olor que emanaba de alguno de los pisos de ese edificio. La mirilla del 1º 3ª, donde residían las víctimas, estaba taponada con un cartón. Un vecino lo agujereó desde el exterior y tra,s constatar que la vivienda era el origen de los malos olores, alertó a la Guardia Urbana local. Agentes de los Mossos se personaron en el lugar y avisaron al cuerpo de Bomberos para entrar en el domicilio de donde provenía el olor y descubrieron los tres cuerpos, si bien la muerte de los dos hijos no ha sido confirmada hasta esta mañana.

La víctima y su marido vivían en el piso desde hacía aproximadamente cuatro años, indican los vecinos. Al parecer, son naturales de Tánger y no tienen más familia en Tarragona. El pasado verano, la familia se fue de vacaciones a Marruecos y regresó del viaje con aparente normalidad. Los conocidos describen al marido, sospechoso del triple asesinato, como un hombre "muy problemático" y protagonista de varios enfrentamientos con su esposa y otros vecinos. Otro vecino asegura que la semana pasada se produjo una fuerte discusión entre la pareja y que pudo oír a los niños llorando entre ruidos y golpes provocados por una aparente pelea. "Siempre se le oía gritando y peleándose con su esposa", han lamentado.

En apenas una semana, han sido asesinadas tres mujeres, incluido el crimen de hoy, y dos de los agresores se han quitado la vida. El primero fue la noche del miércoles en Benejúzar (sur de Alicante), donde un hombre acabó con la vida de su esposa, de 49 años, descerrajándole varios disparos con una pistola en la casa familiar. Después, se quitó la vida. El jueves fue hallado el cadáver de una mujer, de 47 años, con varias puñaladas en el domicilio familiar de Getafe. Sobre ella yacía el cuerpo de su esposo.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.