Santa Cruz de Tenerife: Una mujer hallada muerta en su vivienda
29/06/2010 versión para imprimir

http://www.laprovincia.es

M. PLASENCIA / M. AUTERO - SANTA CRUZ DE TENERIFE El cadáver del Delfina Brito Brito, de 48 años y natural de la isla de El Hierro, fue hallado ayer en el interior de una casa terrera del número 16 de la calle El Sol, en el barrio lagunero de Taco, en la que residía de alquiler desde hacía cuatro años. El actual compañero sentimental de la mujer es buscado por la Policía y, al parecer, ya había agredido en anteriores ocasiones a la víctima.

Ésta es la tercera víctima de violencia machista que se registra en Tenerife en sólo 40 días; hace una semana una vecina de La Guancha murió a manos de su ex yerno, mientras que el pasado 10 de mayo Alicia L., de 35 años, era degollada por su marido en Granadilla de Abona.

Fue un vecino de la mujer quien alertó a la Policía al preocuparse por el hecho de que hacía unos siete días que no la veía. Antes de telefonear a las Fuerzas de Seguridad, este hombre llamó a la puerta de la casa terrera de Delfina por si, a pesar de no haberla visto por la calle, podría estar dentro. Sin embargo, al acercarse, este vecino percibió un fuerte y desagradable olor a descomposición que provenía del interior del domicilio.

Fuentes policiales señalaron que "en la primera inspección ocular, no pudimos observar ningún tipo de signos que nos indicaran que la muerte se pudo producir por causas violentas; el cuerpo estaba en un avanzado estado de descomposición".
Sin embargo, la autopsia practicada el lunes permitió conocer que "la mujer debió haber muerto entre cinco y cuatro días antes de que fuera descubierta y se trata de una muerte violenta sin ningún género de dudas puesto que el cadáver presenta cuatro heridas incisas provocadas por un arma blanca". En concreto, se trata de "un cuchillo que podría tener entre 15 y 18 centímetros de hoja", apuntaron las fuentes cercanas a la investigación.

Según afirmaron algunos de los vecinos del barrio lagunero, la mujer presentaba un fuerte golpe en el rostro y parte de la cabeza, provocado con un objeto contundente que podría haber sido localizado en la vivienda. El cuerpo había sido cubierto con varias mantas, probablemente para mitigar el olor de descomposición que advertiría de la presencia de un cadáver en el interior del domicilio. Los vecinos aseguraron que el autor del crimen mató también al perro de la fallecida y colocó al animal junto al cuerpo sin vida de Delfina, ambos tapados por varias mantas.

Noticia relacionada



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.