Sevilla: El homicida de Alcosa violó a su vecina de 78 años, antes de matarla
10/06/2010 versión para imprimir

A sus 78 años, Efigenia G.L. la mujer asesinada el domingo en el Parque Alcosa, fue violada por su verdugo antes de que éste acabara con su vida de 21 puñaladas. De hecho, su presunto asesino, Borja B.O, el joven de 23 años que fue detenido el mismo día como supuesto autor de los hechos, fue conducido ayer a prisión tras ser interrogado por la juez que investiga este peculiar suceso. Según fuentes del TSJA, la juez de Instrucción número 17 decretó ayer prisión incondicional sin fianza para Borja B.O. por un delito de homicidio que, según el fiscal puede ser asesinato, y también por otro de agresión sexual. Además, fuentes del caso aseguraron que la autopsia realizada a la mujer asesinada confirma que también hubo violación y que cuando la víctima fue encontrada estaba desnuda de cintura para abajo.
El joven, que contó con un abogado de oficio en su declaración ante la magistrada, insistió ayer en su tesis de que no recuerda nada de lo ocurrido el día de autos, cuando supuestamente asesinó a la anciana con un cuchillo tras pasar la noche bebiendo alcohol y tomando pastillas. Ayer dijo a la juez que había estado en una fiesta en el Estadio Olímpico, donde tomó pastillas de LSD y «tripi». Y también admitió que estaba borracho.
Cuando llegó a su domicilio, en el Parque Alcosa, se encontró con su vecina en el portal junto a los buzones. A partir de ahí, aseguró que no recuerda nada más. Pero admitió que cuando se despertó lleno de sangre en su cama, donde lo encontró su propio padre, tuvo la sensación de haber cometido «una barbaridad». «He arruinado mi vida pero no sé lo que ha pasado», confesó.
No dijo nada de la violación y negó que tuviera relación alguna con esta mujer a la que, según su declaración, sólo conocía como vecina del mismo bloque. Lo que sí recordó es que era «muy canija y medía poco más de 1,40». Es probable que en los próximos días el juzgado tome declaraciones al padre del presunto asesino así como a un amigo al que pidió el teléfono para llamar. Fuentes judiciales dudaban de la credibilidad de este testimonio y mostraban su extrañeza por la diferencia de edad entre agresor y víctima.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.