Castellón: Un hombre mata a su mujer en Atzeneta con una escopeta y luego se suicida
29/03/2010 versión para imprimir

El pequeño municipio d´Atzeneta del Maestrat se despertó ayer con una de las tragedias más grandes que se recuerdan en el pueblo. Teresa, de 63 años, una ama de casa, murió tras recibir un disparo en la cabeza de su marido Tomás, de 66, quien posteriormente se quitó la vida con la misma arma en el domicilio familiar, situado en la plaza Mare de Déu del Loreto de la localidad castellonense.
Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Castelló, el suceso ocurrió en torno a las 00.15 horas. Tras una discursión el interior de la vivienda, Tomás cogió una de sus dos escopetas reglamentarias de caza que tenía y le propinó un disparo en la cabeza. Teresa, que no falleció al instante, consiguió salir a la calle para pedir ayuda a suscuñada pero tras caminar varios metros cayó desplomada frente a la ermita del Loreto y falleció, según comentaron los vecinos. Tras asesinar a su mujer, Tomás, que había salido detrás de ella, regresó a su domicilio y se suicidó de dos disparos. Según la Subdelegación del Gobierno, los cadáveres de la pareja, que tenían tres hijos, fueron trasladados ayer al Instituto Anatómico Forense de Castelló y del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 5 de la capital de La Plana.
Los vecinos de Atzeneta no daban ayer crédito a los sucedido. Tomás y Teresa era un matrimonio que había residido toda la vida en la localidad. Él, obrero jubilado, y ella, ama de casa. Según la Subdelegación, el hombre no tenía antecedentes por malos tratos, ni ninguna denuncia, ni orden de alejamiento. La pareja tampoco había iniciado ningún trámite para divorciarse.
Los vecinos de la plaza afirmaban que eran «buena gente», que siempre iban juntos –más ahora que él estaba jubilado– y que nunca les vieron discutir. Josefina García y su hijo Juan Alberto Gil comentaban que eran muy caseros pues él nunca iba al bar e incluso, cuando trabajaba, terminaba el jornal y se iba a su casa. También apuntaron que tenían un caseta en Xodos y que se iban los domingos con sus tres hijos a pasar el día. A sus hijos ayer no se les vio por el pueblo. Los vecinos aseguraban que estaban los tres en casa de una de las hijas en Atzeneta.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.