¿Es posible reeducar a un agresor de género?
05/04/2010 versión para imprimir

Más de 350 maltratadores asisten a cursos de reeducación en la región

Se imparten en cárceles o como alternativa a la prisión y solo el 5% de los asistentes son denunciados por reincidir. Extremadura participa con otras ocho comunidades en un programa piloto para perfeccionar esta terapia.

Se pueden cambiar las creencias de los hombres que piensan que las mujeres son inferiores a ellos? ¿Se puede explicarles que sus mujeres no están obligadas a tenerles la comida preparada cuando llegan a casa ni merecen ser castigadas si no lo hacen? ¿Es posible reeducar a un agresor de género? "Es la pregunta del millón", admite Javier Barrera, responsable técnico de la Red de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género en Extremadura, en la que se incluye el Programa de Reeducación de Agresores que desde el 2005 se desarrolla en Extremadura.

Por este proyecto han pasado ya más de 350 hombres que han sido condenados a penas de menos de dos años de prisión por episodios de maltrato machista y a los que se impone este tipo de terapia --junto con otras condiciones, como no portar armas o mantenerse alejados de las víctimas-- como alternativa a la prisión (en la que, normalmente, no ingresarían si no tienen antecedentes). A ellos se unen los que asisten o han asistido a estos cursos en los centros penitenciarios de Cáceres y Badajoz, donde solo entre el año pasado y lo que va de este se han contabilizado 32 participantes.

De ellos, solo el 5% vuelven a ser denunciados por agresiones de género, según Barrera, lo que si bien no garantiza que no reincidan (puede haber casos que no se denuncien), apunta en esa dirección. Este detalla que los agresores inician el programa obligados, con poca conciencia de su problema, pero esto cambia según avanzan las sesiones, culminando con un elevado grado de satisfacción de ellos mismos.

PROGRAMA RECIENTE No obstante, el responsable regional de la Red de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género reconoce que el programa de reeducación de los agresores aún lleva poco tiempo activo y hay que esperar para sacar conclusiones definitivas. En concreto, esta iniciativa comenzó a forjarse en Extremadura en el 2005 (aunque desde cuatro años antes, con la firma del protocolo interdepartamental para la erradicación de la violencia de género, ya se preveía su creación), la Junta, a través del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEx) comenzó a crear sus equipos, con el apoyo del ayuntamiento de Cáceres, que promovió esta iniciativa.

Un año después comienza la colaboración con Instituciones Penitenciarias --responsable del programa--, que se mantiene en la actualidad en virtud de un acuerdo con el Ministerio de Igualdad. Con la buena sintonía alcanzada, destaca Barrera, "Extremadura es la única comunidad que atiende al 100% de los condenados a programas de sustitución; en otras regiones hay grandes listas de espera".

Además, la región participa junto con otras siete comunidades en un proyecto piloto desarrollado a nivel nacional y dirigido a mejorar este tipo de terapia. Este consiste en recoger información sobre los grupos de intervención para combinarla después con la de las otras regiones y recomendar un modelo de intervención basado en la evidencia.

Pero pese a que ya cuenta con casi cinco años de antigüedad y forma parte del proyecto piloto nacional, el programa extremeño de reeducación de maltratadores es bastante desconocido, lo que sus responsables atribuyen sobre todo a que son los profesionales judiciales (jueces, abogados...) los que deben saber de su existencia para aplicarlo. Sin embargo, también admiten que inicialmente hubo un cierto rechazo al mismo, por considerar algunos sectores que no debían destinarse recursos a los maltratadores, sino a las víctimas. "Es un debate superado, primero porque la ley recoge que debe llevarse y porque, además, también es una ayuda para las víctimas, porque contribuye a erradicar la violencia de género, y precisan muchos menos recursos que otros servicios dirigidos a ellas y a sus hijos", defiende Barrera.




.


Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.