El único aborto ético es el mío. Cuando las anti-elección eligen
27/03/2009 versión para imprimir

Hace tiempo que estamos denunciando la campaña anti-aborto internacional , nacida en Italia, orquestada desde el Vaticano y grupos ultra conservadores. Lo que pretenden, es la abolición de las leyes que regulan la interrupción del embarazo; su estrategia es la de demonizar a las mujeres que han interrumpido su embarazo, por decisión propia, de coaccionar y desprestigiar a l@s profesionales sanitarios que intervienen en estas operaciones, se ha elevado a Naciones Unidas pidiendo una moratoria mundial.

Día tras día y desde diferentes medios de comunicación se hacen eco de la moralina e hipocresía que destila este atentado fundamentalista contra los derechos reproductivos y la libertad de decisión de las mujeres sobre su propio cuerpo, elemento clave para liberarse de la tutela patriarcal.

El Aborto es una decisión altamente personal de la que muchas mujeres estan seguras que no tendrán jamás que pensar hasta que de repente se enfrentan a un embarazo no deseado. Pero esto puede pasarle a cualquiera, incluyendo a mujeres radicalmente anti­elección. Entonces ¿qué es lo que hace una mujer anti­elección cuando experimenta un embarazo no deseado por sí misma? A menudo, hará un mohín y lo soportará, por así decirlo, pero frecuentemente opta por la solución que negaría a otras mujeres ­­ el aborto
.

Joyce Arthur recopiló durante la primavera de 2000 una serie de anécdotas contadas directamente por médicos abortistas y otro personal clínico en Norteamérica, Australia y Europa; the only moral abortion is my abortion .Muchas de estas historias reflejan la hipocresía y doble rasero que existe en los movimimientos pro-vida cuando la necesidad de abortar les toca directamente; otras representan la reflexión y comprensión del derecho que están negando con sus actuaciones.

Es mucho lo que hay en juego, y en estos momentos resulta necesario aunar esfuerzos para denunciar la manipulación de los grupos pro-vida; por ello, damos la bienvenida a iniciativas como la de Manuel Haj­Saleh
que ha traducido el texto y lo pone a nuestra disposición para hacerlo circular. Una estupenda vía para evitar que el idioma sea un impedimento de ampliar la información y el conocimiento.


  • El único aborto ético es el mío: Cuando las Anti­Elección eligen [en pdf]


  • Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
    Politica informativa
    © Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.