El agresor de la mujer asesinada en Las Rozas llevaba seis meses acosándola
30/06/2008 versión para imprimir
El supuesto agresor de una mujer boliviana de 28 años, que falleció anoche tras recibir siete puñaladas del que, al parecer, fue su novio, llevaba al menos seis meses vigilándola y acosándola en su barrio de la localidad madrileña de Las Rozas, donde había llenado las paredes de pintadas declarándole su amor.

Según han explicado a EFE-TV varios vecinos y compañeros de trabajo de la víctima, la ex pareja de la joven, de nombre Gabriela, 'parecía que estaba loco' pues desde hacía unos meses se pasaba las horas delante del portal de la vivienda de la mujer -que vivía con su hijo de 10 años, su madre y una prima- observado todos sus movimientos.

Carmen, que trabajaba con la víctima en un bar, ha relatado que el supuesto agresor había ido varias veces hasta el local 'para molestarla' y ha recordado que la fallecida le había contado que estaba 'muy asustada' porque su ex novio había llenado de pintadas las fachadas colindantes con el edificio en el que ella residía.

Por ello, ha dicho la mujer, Gabriela lo había denunciado en varias ocasiones y ha añadido: 'él la amenazaba con matarla a ella, a su madre y a su hijo'.

Las pintadas del tipo 'Gaby, te amo' pueden verse en el inmueble situado enfrente del portal de la víctima, así como en una sucursal bancaria del propio edificio donde falleció la mujer o en varios contenedores de basura.

Por su parte, Elmer Tavares, vecino que residía en el piso de debajo de la fallecida, ha contado que cuando llegó anoche de trabajar escuchó unos gritos y al salir de su casa vio a la joven desangrándose en el suelo y a su familia llorando y pidiendo auxilio 'de forma desesperada'.

Tavares ha dicho que tiene la impresión de que el agresor había estado esperándola escondido para acceder al inmueble al mismo tiempo que ella y 'con la intención premeditada de hacerle daño' porque, según ha señalado, la apuñaló antes de entrar en su casa.

El vecino, que ha indicado que no conocía al ex novio de Gabriela, ha recordado que hace unos seis meses había visto a un hombre forzando la cerradura del portal por lo que pensó que era un ladrón, pero ha apuntado que al volverlo a ver a los tres días 'recostado en un banco y mirando' a la casa de la joven pensó que conocía a alguien del edificio.

'Ahora sé que ese hombre es el agresor porque cuando ayer me lo describieron los familiares lo relacioné rápidamente', ha añadido.

Según indicaron a EFE fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, la agresión tuvo lugar sobre las diez de la noche de anoche después de una discusión en las escaleras del piso en el que la víctima vivía, en la calle de Acacias de Las Rozas, tras lo que el agresor se dio a la fuga cuando la joven comenzó a gritar y alguno de sus familiares abrió la puerta de la casa.

Por el momento, la Guardia Civil sigue buscando al ex novio y presunto agresor de la fallecida.

La mujer murió sin que los sanitarios del servicio de urgencias de Las Rozas, el SAMER, pudieran hacer nada por salvar su vida, ya que había perdido mucha sangre a consecuencia de las siete puñaladas que había recibido y entró en una parada cardiorrespiratoria de la que no fue posible recuperarla pese a los intentos de reanimación.

Terra Actualidad - EFE 


Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.