Volver a LEY INTEGRAL

1.- Las organizaciones de mujeres piden una Ley Integral contra la violencia hacia las Mujeres desde el año 1.991, en este sentido son de destacar las ponencias que en los años 1.991, 1992 y 1.993 fueron realizadas y publicadas en aquellos años, por integrantes de las Asociaciones pertenecientes a la Red de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Genero y la Comunicación a favor de una Ley integral presentada en el Congreso Estatal de Mujeres Abogadas de 1.993.

2.- La principal razón que tenemos las asociaciones para la defensa de una Ley Integral es facilitar a las víctimas de violencia de género la recuperación en todos los sentidos, social mediante el establecimiento de norma sobre los requisitos mínimos de los centros de emergencia y centros de recuperación, garantizar el efectivo derecho a la información y evitar el peregrinaje de la víctima por las oficinas judiciales son otro de nuestros objetivos al proponer una Ley integral. Asimismo queremos conseguir que ninguna mujer esté condicionada a cesar en una relación violenta por la dependencia económica que tenga del maltratador y para ello hay que establecer legalmente ayudas publicas de carácter económico.

3.- La violencia de género afecta a todas las mujeres, todas en mayor o menor grado, somos destinatarias de este tipo de violencia, la cual nos limita el ejercicio pleno de los derechos fundamentales. Por ello creemos muy importante que se cree una jurisdicción especial para el enjuiciamiento de los aspectos civiles y penales de la violencia de género. Una Jurisdicción especial permitirá que un solo juzgado, acuerde medidas de protección a la víctima, medidas previas a la separación o análogas para las uniones de hecho, instruya el proceso penal y tramite el procedimiento de separación o divorcio. El mismo fiscal que tenga conocimiento de la denuncia, en el supuesto de que haya menores, será parte en el proceso de separación. Una jurisdicción especial además de dar una mayor celeridad a los procesos y evitar duplicidad de actuaciones solucionaría la controversia que se generan cuando ante unos mismos hechos hay resoluciones contradictorias entre los jueces que tramitan el proceso civil y los que instruyen el proceso penal.

4.- Otro aspecto que tiene que contemplar la Ley Integral son las relaciones de proximidad entre agresor y víctima, sean estas de parentesco o convivencia, en la violencia en la familia y agresiones sexuales, o en la relaciones laborales o académicas en el acoso sexual. No se puede pedir a la mujer la heroicidad de seguir conviviendo o bajo las órdenes laborales del presunto agresor, una vez interpuesta la denuncia.

5.- Hemos constatado que muchos actos de la denominada violencia domestica vienen seguidos de agresiones sexuales, que muchas veces las mujeres no denuncian por desconocer que la exigencia de relaciones sexuales después o simultaneo con la violencia puede ser un delito. En la esfera de la convivencia la confianza es el elemento que hace mas vulnerable a la víctima, por ello creemos que en la ley integral tiene que preverse que las agresiones sexuales en el ámbito de la familia, tenga una pena superior por estar agravadas por la circunstancia de parentesco.

6.- La Ley Integral debe contemplar normas laborales que faciliten la integración laboral en otras ciudades a aquellas mujeres que ante una situación de peligro se han visto obligadas a dejar su domicilio y su trabajo, en este sentido consideramos que esta circunstancia tiene que ser motivo de prestación de subsidio de desempleo u otro de características análogas.

7.- La asistencia jurídica gratuita a todas las victimas de violencia de género y la reparación con carácter subsidiario por parte del Estado, se deriva de la diligencia debida que tiene que tener el Estado en la prevención, protección sanción y reparación del daño causado por el delito.

Para finalizar, indicarles que nuestro objetivo es que cualquier mujer, desde la catedrática victima de violencia hasta aquella que apenas sabe leer, pueda encontrar en un solo texto, recogidos sus derechos, recursos sociales, donde acudir y quien tiene el deber de asistirla.


Reservados todos los derechos. info@redfeminista.org
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2002.